#Agenda2030 – ODS 5: Igualdad de género. Del contexto internacional al extremeño: 10 ideas para pasar a la acción

Como el lector sabe, llevamos unas semanas compartiendo una serie de capítulos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el marco extremeño. Los publicados hasta ahora, pueden leerse aquí. 

Personalmente, desde el año 2006, cuando trabajaba por cuenta ajena, he ido participando primero de continuo y luego puntualmente, en proyectos y formaciones relacionados con la igualdad de género. Desde análisis de la situación del binomio “mercado y mujer” allá por el año 2007, hasta estudios sobre conciliación de la vida familiar y laboral, pasando por proyectos de coeducación en el ámbito educativo o prevención de drogodependencias desde la perspectiva de género. Igualmente, he tenido la oportunidad de trabajar en el desarrollo de diagnósticos de género, planes de igualdad e implementación de medidas, tanto en administraciones públicas – por ejemplo: Ayuntamiento de Calamonte, Ayuntamiento de Puebla de Obando y otros – como en empresas privadas del sector industrial, empresas del sector de la hostelería y otras organizaciones como Aprosuba de Llerena así como centros educativos. En el último año, participé en el desarrollo de un trabajo relacionado con el urbanismo sostenible que integraba la perspectiva de género así como en una experiencia piloto relacionada con el “mapa de la ciudad prohibida” o “mapa de riesgos”. También participé en su momento en campañas para el fomento de la corresponsabilidad en el hogar, como “Hogar, dulce hogar, para quién”. Igualmente he recibido y también impartido formación especializada en liderazgo y empoderamiento femenino y he ayudado a través de la formación al desarrollo personal y profesional de mujeres en situación de desempleo.

Tras toda la experiencia previa, y por haber estudiado igualmente una parte de psicología por UNED – con asignaturas como psicología social, psicología de las diferencias individuales y/o fundamentos biológicos de la conducta, que integran aspectos relacionados con el género – he sacado mis propias conclusiones y método propio. Desde el punto de vista de lo útil y lo pertinente (en el contexto actual), veo una parte aplicable a las empresas y organizaciones que puede ser beneficiosa para todas las partes interesadas y que combina igualdad de oportunidades con meritocracia y evaluación del desempeño. Porque un “plan de igualdad” bien hecho, desde mi punto de vista, no es nada (o no es exclusivamente o no tiene por qué estar) relacionado con la “política de cuotas” – medida de discriminación positiva que en el contexto español hasta hace unos años sí tenía más sentido – sino que a través del “plan de igualdad” se pueden integrar medidas empresariales y/u organizacionales que benefician a todos los grupos de interés. Por ejemplo, la aprobación de un manual de acogida, la puesta en marcha de medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, la puesta en marcha de procedimientos de evaluación del desempeño, la integración de las necesidades de todos los públicos a los que nos dirigimos, entre otros. Pero sobre todo esto, iré compartiendo en otras entradas.

Por qué surge el ODS 5 de Igualdad de Género

Entre los años 2000 y 2015 se consiguieron avances en el Planeta en relación a la igualdad de géneros; entre otros, debido a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en donde se incluyó también la igualdad de acceso a la enseñanza primaria. Sin embargo, las mujeres y las niñas siguen sufriendo discriminación y violencia en el mundo.

Una de las bases que permite conseguir sociedades pacíficas, prósperas y sostenibles es la que cuenta con igualdad de oportunidades entre los géneros, que a su vez, es un derecho humano fundamental.

Algunos datos (fte.: Naciones Unidas):

  • En el mundo, 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de los 18 años y sobre 200 millones de mujeres y niñas de 30 países se sometieron a la mutilación genital femenina.
  • Todavía, en 18 países, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen; en 39 países, las hijas y los hijos no tienen los mismos derechos de herencia; en 49 países, no existen leyes que protejan a las mujeres contra la violencia doméstica.
  • La representación de las mujeres en los parlamentos nacionales, en el mundo, es del 23,7%.
  • Sólo el 52% de las mujeres casadas y/o que viven en pareja, toman decisiones libres sobre relaciones sexuales, uso de anticonceptivos y atención médica.
  • En el mundo, sólo el 13% de las mujeres poseen tierras agrícolas.
  • La proporción de mujeres en empleos remunerados fuera del sector agrícola ha pasado del 35% en el año 1990 al 41% en el año 2015.
  • En Asia Meridional, el riesgo de una niña de casarse en la infancia ha disminuido en más del 40% desde el año 2000.
  • En el mundo, las mujeres siguen ganando un 24% menos que los hombres. Sin embargo, este dato hay que analizarlo con más profundidad y considerando numerosas variables.
  • En el año 2014, 146 países tienen garantizada en su constitución, la igualdad entre hombres y mujeres.

5 datos buenos y 5 datos malos de Extremadura en relación al ODS 5

Buenos

  • La tasa de violencia de género es menor que la media española: aunque la existencia de violencia de género es claramente una debilidad, se señala aquí este punto por ser menor que la media española. 5,61 mujeres por cada mil en Extremadura frente a 7,14 mujeres por cada mil en España.

El ODS 5 es transversal a cada uno de los ODS. Habría que analizar cada uno de ellos desde la perspectiva de género. Por ejemplo:

En materia relacionada con producción y consumo sostenible desde la perspectiva de género:

  • En Extremadura, está en vigor la Ley 25/2011 sobre titularidad compartida de las explotaciones agrarias.
  • Desde 2011, el registro de titularidad compartida ha ido incrementándose.

En materia de eficiencia energética y energías renovables desde la perspectiva de género:

  • Las mujeres representan el 55,5% del total de los matriculados en estudios de grado en la UEx.
  • Los índices de empleabilidad de las ingenierías de la UEx superan el 80% en su mayoría.

Malos

  • Índice de masculinización en pueblos de menor tamaño: en peligro la sostenibilidad poblacional.
  • Menor esperanza de vida de mujeres que en otras comunidades: por ejemplo, en Madrid está en 87 años.
  • Aumento de malos hábitos entre mujeres.
  • Muertes por enfermedades del sistema circulatorio (61,19%) y de tumores (57,12%) – las cardiovasculares podrían prevenirse a través de hábitos saludables.
  • 7 víctimas mortales por violencia de género en Extremadura en el período 2009 – 2017.

Como se ha señalado más arriba, sería necesario recabar información para cada uno de los ODS desde la perspectiva de género. Por ejemplo:

En materia relacionada con producción y consumo sostenible desde la perspectiva de género:

  • Titularidad de las explotaciones masculinizada: sólo el 30,71% de titulares de explotaciones son mujeres frente a un 69,29% de hombres.
  • En el año 2017, de las 290 explotaciones bajo el régimen de titularidad compartida, sólo 4 de ellas estaban en Extremadura frente a por ejemplo, 120 en Castilla y León.

En materia de eficiencia energética y energías renovables desde la perspectiva de género:

  • De los 738 alumnos/as de Ingeniería Industrial de Badajoz – titulación que permite emplearse luego, entre otros, en trabajos relacionados con las energías renovables – sólo 129 son mujeres; es decir, el 17,4%.
  • La baja presencia de las mujeres en determinadas ingenierías las deja fuera de un mercado de trabajo que ofrece en Extremadura más del 80% de empleabilidad.

Ideas para pasar a la acción

En materia de producción y consumo sostenible (ODS 5 en ODS 2 y 12):

  1. Ayudar a mujeres rurales a acceder a recursos productivos para aumentar su seguridad jurídica y mantener el incremento de la productividad agrícola.
  2. Asegurar los derechos de propiedad equitativos.

En materia educativa (ODS 5 en ODS 4):

3. Servicios de asesoramiento a mujeres que trabajan en la economía informal.

4. Aumento de formaciones destinadas al empoderamiento de la mujer y programas de emprendimiento femenino.

En materia de turismo (ODS 5 en ODS 8):

5. El tipo de puestos de trabajo que desempeñan las mujeres en materia de turismo suelen ser los de menor remuneración – atención al cliente, gestión interna, limpieza – aunque ya están ocupando también puestos de liderazgo pero ganan un 8,5% menos que los hombres en turismo y un 7,5% menos en hostelería. El desarrollo de proyectos que fomenten la corresponsabilidad a través de planes de igualdad en hoteles y otros establecimientos turísticos, puede facilitar que las mujeres vayan escalando con mayor velocidad a los puestos directivos.

En materia de eficiencia energética (ODS 5 en ODS 7):

6. El desarrollo de actuaciones para fomentar el espíritu empresarial de mujeres en materia de energías renovables y facilitar su acceso a recursos financieros ya que las mujeres participan sólo marginalmente en los sectores que producen fuentes modernas de energía renovable; un 20% de la fuerza laboral.

7. Al pasar más tiempo en el hogar, las mujeres y niñas representan 6 de cada 10 de los 4,3 millones de muertes prematuras causadas por la contaminación del aire que se genera dentro de la casa; por ejemplo, a través de la acumulación de radón. Trabajar en la concienciación sobre hábitos adecuados en el hogar para tener una vida saludable puede ser otra de las vías para poner en marcha proyectos que contribuyen a este ODS y al ODS 7 integrando la perspectiva de género.

En materia de ciudades sostenibles e inclusivas (ODS 5 en ODS 11):

8. La introducción de la perspectiva de género en el urbanismo y la vivienda es una oportunidad para lograr espacios públicos seguros, inclusivos, amables y sostenibles. El mapa de la ciudad prohibida – o en la LOTUS conocido como “mapa de riesgos” – es una acción clara para la introducción de la perspectiva de género que contribuye tanto a este ODS como al ODS 11.

9. La apuesta por un modelo de urbanismo de usos mixtos.

10. El desarrollo de acciones como el “camino escolar seguro” posibilita que los niños/as puedan ir andando o en bici al colegio, despejando de este modo la agenda de madres y padres, minimizando el uso del automóvil y dotando de mayor autonomía a una infancia, en ocasiones, excesivamente “protegida”.

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Si tu empresa y/u organización, quiere poner en marcha un Plan de Acción ODS o bien, integrarlo en su política de responsabilidad social corporativa y/o plan de igualdad, puedes contactar en elojosostenible@gmail.com. Igualmente, desde El Ojo Sostenible tenemos experiencia en la redacción de proyectos y concurrencia competitiva así como en la ejecución y justificación de los mismos. Cuenta con nosotros si necesitas darle forma a tu propuesta técnica. Estamos entrenados en la redacción adecuada de las mismas.

Síguenos en facebook.com/elojosostenible y/o en twitter e instagram en @ElOjoSostenible

Esta entrada fue publicada en Agenda2030 y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s