#FilosofíaDelOjo: ¿Por qué una conferencia sobre felicidad en Badajoz tuvo lleno absoluto y qué tiene que ver con el minimalismo?

masesmenos

La semana pasada asistí con unos amigos a la conferencia de Rafael Santandreu que presentaba su libro “las gafas de la felicidad”. Creo que no he comentado con mis lectores que durante un par de años, ya terminada mi carrera de ciencias ambientales y trabajando en el sector de la consultoría, estuve estudiando psicología por la UNED. Fue en el período de 2008 a 2010 aproximadamente creo recordar. Paralelamente a ello, durante mi trabajo, me surgieron oportunidades de asistir a diferentes cursos que se organizaban desde la empresa sobre coaching, empoderamiento, liderazgo, gestión del tiempo, etc; además de que en 2008 inicié una terapia psiconalítica. No me importa hablar de esto por aquí, pues forma parte de mi, y entre otras cosas, me ha convertido en una persona más consciente. Todo esto que comento es para concluir que después de tanta tralla psicológica en todos los sentidos, pues llevaba un par de años alejada de estos ambientes pues necesitaba parar, entre otras cosas, para procesar la información  y ponerla en práctica. Demasiado profundismo tampoco es bueno 😉

La cosa es que en concreto una amiga – mentora me comentó lo de esta conferencia y como siempre es un gusto estar en su compañía, aunque sólo fuera por eso, me animé a ir. También por el hecho de pensar que si íbamos a hablar de felicidad no íbamos a entrar en oscurantismos indeseados para mi en este momento.

Así que allá que nos fuimos. Desde el año 2006 que comencé a realizar mi desarrollo profesional, tanto en la organización de jornadas como en mi propio rol como asistente a otras jornadas, se ha pasado de llenos absolutos – que coinciden con la época del boom en España cuando no importaba que asistieras a jornadas estando trabajando – a aforos mucho menos llenos de gente. Mi sorpresa del otro día fue que en esa conferencia de Rafael Santandreu no sólo había lleno total de todas las sillas, sino que toda la sala estaba cubierta de personas dispuestas a permanecer de pie más de una hora y que se tuvo que cerrar la puerta del lugar para que no entrara más gente y evitar una situación de peligro potencial.

coleccionamomentos

¿Por qué ese lleno absoluto en una charla sobre la felicidad y qué tiene que ver eso con el minimalismo?

Como digo, asistir a estas charlas siempre supone un mínimo o un gran aprendizaje – en función del contacto que hayamos tenido con el tema en cuestión – y siempre un recordatorio de ciertas ideas que está bien recordar.

La cuestión que quiero transmitir se resume en esa idea, que parece una simpleza pero tiene mucho trasfondo, que comentó Rafael Santandreu y es que, objetivamente, para ser feliz, lo que necesitamos es tener solucionadas: la comida y bebida del día y un techo.

Cuando dijo esa frase, mi mentora y yo nos miramos de manera cómplice, pensando en ese hábito que compartimos donde escribimos una agradecimiento diario hará un par de años. Muchas veces las dos hemos escrito en el agradecimiento del día eso de disfrutar de una rica comida, tener una cama donde dormir, o simplemente, disfrutar de un paseo bajo el sol de invierno.

Recuerdo que cuando era adolescente y expresaba alguna queja a mis padres, solían responder con argumentos sobre las penurias que ellos habían pasado y que nosotras – mi hermana y yo – teníamos de todo y estábamos bien y no podíamos quejarnos. Sin embargo, como ya he comentado en alguna ocasión por el blog, resulta que es más importante ser que tener.

En mi opinión, la sala estaba repleta de personas, además de por el interés que generaba el conferenciante – conocido por muchos por el programa “Para todos la 2” – por el propio tema. Y es que parece que en la sociedad de consumo en la que tenemos de todo, al final, la infelicidad parece estar más presente que nunca; esta es la idea que quiero relacionar con el minimalismo, que está directamente relacionado con la sostenibilidad.

Rafael Santandreu habló de las renuncias que podemos practicar cada día para al final lograr ese pensamiento racional de ocuparnos de la comida y bebida diaria y el techo. Las renuncias de las que él habla, para mi están muy relacionadas con el desapego y el desapego está relacionado con una elevación del nivel de consciencia lo que al final te hace más libre.

¿Puede que la causa de la infelicidad de nuestra sociedad esté relacionada con el apego a las personas y a las cosas? ¿Puede que la acumulación de cosas tenga que ver con los altos niveles de ansiedad que existen entre nosotros? ¿Es posible que la comparación con nuestros vecinos, sus vidas y sus pertenencias tengan que ver? Rafael Santandreu ya estuvo hablando de eso que hacemos de postergar la felicidad a cuando consiga el trabajo X, cuando tenga una pareja, cuando tenga hijos, cuando me compre el coche Y, cuando vaya a Nueva York, cuando, cuando…

Creo que practicar el minimalismo, simplificar y optar por un modo de vida más sostenible es una condición necesaria pero no suficiente para alcanzar eso que todos esos asistentes perseguían lograr después de la charla. La búsqueda de la felicidad, eso de lo que se viene hablando desde los clásicos, tiene que ver también con el uso de la razón – que es lo que nos diferencia de los animales – y realizar elecciones conscientes, incluidas en nuestro consumo, también resulta ser un factor clave.

Y tú, ¿qué opinas sobre si existe relación entre felicidad y minimalismo?

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía y valores y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a #FilosofíaDelOjo: ¿Por qué una conferencia sobre felicidad en Badajoz tuvo lleno absoluto y qué tiene que ver con el minimalismo?

  1. @leonquiros dijo:

    ya que lo preguntas, no lo sé, quizás con lo mínimo seamos más conscientes, pero dudo que ser más conscientes nos haga ser más felices, aunque no siéndolo tampoco de la otra manera, es preferible ser más consciente… en cualquier caso, mientras minimalismo no signifique también tener la casa decorada/amueblada como un hotel y tenerlo todo bien ordenadito, estoy de acuerdo 🙂 !

    • Gracias por el comentario. Se supone que a mayor nivel de consciencia mejor tomas tus decisiones. Pero eso siempre que estemos “sanos” y que mente y voluntad vayan unidos, lo cual, es complicado en general, je. Y sí, cuando hablo de minimalismo hablo de lo que nos permite lograr un equilibrio entre nuestra vida material, social, laboral, familiar y personal para eliminar todo aquello que nos satura y dejar espacio para aquello que es importante en nuestras vidas; claro que la tendencia en general es la entropía – el caos – con lo que sería una cuestión de práctica 🙂 ¡Buen día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s