#ElOjoConLaEmpresa – Herramientas eco (III): El Plan de Movilidad al centro de trabajo

ElRotoMovilidad

Soy de las personas que piensa que la viñeta del Roto no tiene por qué ser verdad. Una de mis misiones es romper ese paradigma. Sinceramente opino que el desarrollo económico es compatible con la conservación del medio pues siempre hay una buena manera de hacer las cosas y en el peor de los casos, compensarlas. Sin duda, una empresa que incorpora buenas prácticas ambientales en su gestión, no sólo mejora la calidad de vida de sus empleados/as y conserva el medio sino que también ahorra. La cuenta de resultados de una empresa debe incorporar la contabilidad ambiental en sus números, pero mientras esto se hace completamente realidad – algunas empresas ya lo están haciendo -, desde el Ojo Sostenible, una vez más, proponemos otra solución a la empresa que repercute positivamente tanto en ella, como en su plantilla y al final, en la sociedad. Aunque en una entrada anterior, ya comenté por qué tu empresa debería poner en marcha un plan de movilidad al centro de trabajo, aprovechando que en los meses de septiembre a noviembre he estado trabajando en esta temática, y considerando la serie de capítulos iniciados de herramientas eco, en esta entrada voy a contarte los pasos que deben darse para poner en marcha un plan de movilidad al centro de trabajo de una manera algo más detallada.

Las fases que se recomienda seguir son las siguientes:

1) Compromiso y consenso de los grupos implicados:esto es como todo, sin el ejemplo de la dirección de la empresa, cualquier plan está destinado al fracaso. Su compromiso y como consecuencia, el compromiso de sus trabajadores/as, es un requisito inicial para poner en marcha el plan. Es importante que todas las decisiones que se vayan tomando respecto a la movilidad del personal de la empresa sean consensuadas por todos sus miembros. Si se sienten ignorados, el plan no funciona. Se pueden crear grupos de trabajo específicos como ciclistas, peatones, coche compartido, usuarios/as de transporte público, etc.

enbicitraje

Fte.: veoverde.com

2) Elección del responsable de movilidad: se recomienda que una persona coordine y aglutine todo lo que se está haciendo sobre movilidad en la empresa, recoja sugerencias y se comunique con todos los grupos interesados sirviendo de conector. Es la persona encargada también de dinamizar e impulsar el plan. En aquellas empresas en las que la gestión ambiental ya esté implantada – normas ISO, reglamento EMAS, etc. – esta persona puede ser la misma que la figura del responsable de calidad (ISO 9000) y/o el responsable de calidad ambiental de la empresa (ISO 14000). Se le debe aportar cierta formación técnica necesaria para que pueda realizar bien sus funciones. Esta persona deberá elaborar un cronograma de trabajo y presentarlo a todos los implicados para revisarlo y/o modificarlo si fuera necesario.

3) Diagnóstico de movilidad: para poner en marcha cualquier plan es necesario conocer la situación de que se parte y lo mismo ocurre con la movilidad; es necesario hacer una descripción de la situación en que se encuentran los trabajadores/as de la empresa en cuanto a movilidad. Se deberán recopilar datos relacionados con las características generales de la empresa, los grupos objetivo, las condiciones de accesibilidad a la empresa, la accesibilidad al lugar de trabajo mediante las diferentes modalidades de transporte, la logística, los incentivos, etc. Se recomienda realizar una primera entrevista en profundidad a la dirección de la empresa para recopilar la mayor información posible sobre movilidad y sobre opiniones y sugerencias que pueden venir de su parte, percepción, ideas, etc. y posteriormente se realizará una encuesta a los trabajadores/as que será voluntaria.

Si el centro de trabajo acoge a visitantes – ejemplo: hospitales, centros educativos, etc. – se recomienda realizar al menos durante una semana conteos diarios de la afluencia.

Una vez que se han recopilado todos los datos se hará una presentación pública de los resultados del diagnóstico y se abrirá una fase de sugerencias para finalmente elaborar un diagnóstico definitivo.

encuesta

Fte.: supara.org.ar

4) Elaboración del plan de movilidad: en primer lugar, deben definirse los objetivos de movilidad estableciéndose futuros deseables. El establecimiento de objetivos debe ser realista, debe pactarse con los grupos implicados y debe haber cierta flexibilidad.

El plan de movilidad recogerá las medidas a poner en marcha y cada una de las actuaciones contendrá la siguiente información:

  • Descripción de la medida/actuación.
  • Personas implicadas en la puesta en funcionamiento de la medida/acción.
  • Recursos que se necesitan para diseñarla/implantarla.
  • Si hay que establecer mecanismos de gestión y/o coordinación con administraciones públicas responsables.
  • Si hay que diseñar alguna nueva infraestructura (itinerarios ciclistas, peatonales) o nuevos servicios (lanzadera, reorganización de transporte público, etc.)

tengounplan

Fte.: secomer.com

5) Divulgación y participación: se deben usar diferentes herramientas de comunicación interna – correo electrónico, web e intranet, carteles en tablones de anuncios, buzón de sugerencias, etc. – y a su vez, la empresa puede beneficiarse de la puesta en marcha de este plan desde el punto de vista de su imagen corporativa. Para ello, puede hacer público su plan de movilidad y difundir su puesta en marcha a través de los medios de comunicación y de la propia web corporativa.

Es importante realizar una presentación pública del plan de movilidad – al igual que se hizo con el diagnóstico – con el objetivo de informar a los interesados y recoger retroalimentación para mejorarlo o modificarlo.

6) Puesta en funcionamiento de plan: una vez que está todo definido y acordado, se pone en marcha, aplicando las medidas seleccionadas. Si fuera necesario, se haría una reformulación del mismo, pues siempre la teoría suele diferir de la práctica y lo importante es avanzar de manera firme y no abandonar un plan que pecó de ambicioso y generó frustraciones.

7) Seguimiento y valoración del plan: como he venido comentando en la entrada, debe haber un seguimiento del plan; lo interesante es entrar en círculos de mejora continua para poder ir logrando los objetivos marcados e ir mejorando el plan con el tiempo.

Si tu empresa está interesada en poner en marcha un plan de movilidad al centro de trabajo, desde el Ojo Sostenible podemos prestarte asistencia técnica.

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Ojo con la empresa y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a #ElOjoConLaEmpresa – Herramientas eco (III): El Plan de Movilidad al centro de trabajo

  1. Pingback: #ElOjoConLaEmpresa – Las 10 entradas más leídas sobre medio ambiente y empresa | elojosostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s