#Ecoideas – All you need is less: Reflexionar y rechazar (II)

10gandhi

La entrada de la semana pasada de #EcoIdeas llevaba este mismo título. Era una pequeña reflexión sobre la importancia de estas 2 R – reflexionar y rechazar. Parece que ha generado interés. He recibido algunos comentarios por twitter, linkedin y en el blog y quiero continuar con el tema. Es cierto que la semana pasada me centré tal vez demasiado en los supermercados; pero va todo hilado. Es que la anterior estuve hablando del pequeño comercio de barrio, refiriéndome a fundamentalmente fruterías, carnicerías y pescaderías. Casualmente, el domingo pasado emitieron un documental muy interesante en tve2 sobre precisamente el tema que abordamos. Puedes verlo aquí.

Todo en la vida es un proceso. Aunque hasta la fecha, no he expuesto asuntos personales, a excepción de una ligera aproximación en la primera entrada que hice de Por Qué el Ojo Sostenible y sobre quién soycuento someramente por qué creo que el título de esta entrada es totalmente cierta y me decido a hacerlo, además de porque no tengo miedo a exponerme porque también tengo cierta influencia de Carlos Bravo, creador de marketing de guerrilla, a quien recomiendo seguir completamente.

pais

Tengo 32 años. Terminé la carrera en el año 2004, luego hice el máster de desarrollo sostenible en el año 2005 y con 23 ó 24 años comencé a trabajar en una consultora de formación y proyectos.

Provengo de un colegio donde la disciplina siempre estuvo muy presente y en mi casa, el sueldo que entraba era el de una persona, por lo que nunca fui de las niñas que iban de excursión con una gran cantidad de dinero en su bolsillo – ni lo necesitaba -, y siempre me sobraba para devolverlo, ni de las que los fines de semana manejaban dinero. Cuando los dupis llegaban a mi casa, era una completa fiesta. Quizá entre una y tres veces al año. Sin embargo, no necesitaba nada de eso. Comencé a trabajar, y aunque al principio, estuve tiempo cobrando muy poco dinero y trabajando mucho – lo que me sirvió para curtirme – al cabo del tiempo me convertí en mileurista y luego, en ocasiones tuve la posibilidad de optar a sueldo de licenciada. Subidas y bajadas. Como muchos jóvenes, el dinero no era demasiado importante para mi pero sí, reconozco públicamente que como mucha gente, en ocasiones, compré cosas que no necesitaba y no voy a ponerme a hacer un análisis psicológico de los motivos ni por supuesto, a fustigarme en absoluto.

El caso es que en 2012 me quedé en el paro y tenía 8 meses de prestación por desempleo. Tenía claro que mi idea futura era establecerme por mi cuenta. Así que aproveché 2012 para formarme en todo aquello que me parecía de interés, de actualidad y aproveché todas las oportunidades formativas que me surgieron. Pasó el tiempo de mi prestación por desempleo y uno de esos días en los que haces limpieza general de los armarios, sentada en mi cama, me di cuenta de los absurdos objetos y de la ropa que había acumulado durante todos esos años en los que tenía un sueldo seguro. Es como el libro de Siddharta, cuando éste va a vivir un tiempo una vida llena de ciertos excesos en muchos sentidos – yo no tan exagerada como él, je – , y luego vuelve a buscar al barquero pues se siente absurdo.

Te cuento esta experiencia con el objetivo de que puedas reflexionar sobre este asunto. En 2013 he iniciado el proyecto del Ojo Sostenible y como todo, los principios son muy complicados, y los recursos económicos muy pocos. Pero de momento, no he sentido necesidad de hacer compras absurdas de ropa, he visitado la biblioteca cada semana – en lugar de adquirir libros, que son mi máxima devoción -, y he innovado en la cocina de una manera abrumadora, he planificado los menús, cocinado muchísimos tipos de legumbres, imprimido lo mínimo posible, regalado momentos, comparado precios, usado la bici pública, he vuelto al autobús público, etc. y un montón de hábitos más – como salir a correr en lugar de ir al gimnasio – y al final, he concluido precisamente esto, que TODO LO QUE NECESITAMOS ES MENOS.

pasion

Y a parte de mi propia experiencia personal, estas ideas las he desarrollado y puesto en práctica también por la influencia positiva de otras personas de mi entorno – como brisa fresca, con quien llevo unos dos años identificando cada día en un excell “el agradecimiento del día” – y de bloggers como Valentina, de minimalismo y sostenibilidad, Hanna Kanjaa, de estrategias no convencionales para conseguir la vida que quieres, el blog alternativo, vivir sin dinero, consumehastamorir, así como al ver que hay tanta gente en el mundo que ya va por otros derroteros y que realmente van bien encaminados. Y por supuesto, conociendo el proyecto de Nicko Nogués de #21DíasDeBondad y de muchas otras personas que están centradas en mejorar cada día. Ya sabéis, que somos el resultado de nuestras experiencias, nuestras lecturas, nuestras relaciones, nuestras reflexiones, y que lo importante es “pulirse” a uno mismo, siempre con cariño. “Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo”

Y tú, ¿has tenido alguna experiencia similar?

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecoidea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a #Ecoideas – All you need is less: Reflexionar y rechazar (II)

  1. olga* dijo:

    menos es más,
    toda la razón
    y el corazón***

  2. Manuela dijo:

    Yo sí he tenido experiencias similares. Cada día las tengo, cada día trato de agradecer y dar para recibir. Te sigo desde hace un tiempo y este post me ha emocionado. No dejes de hacerlo. No dejes de proyectar luz sobre las sombras. Ánimo, sigue animándonos.

    • Muchas gracias por el comentario Manuela 😉 Me alegro que tengas presente lo del agradecimiento y lo de dar para recibir. Es una buena actitud en la vida. Intentaremos seguir proyectando luz, je. Gracias.

  3. Antonio Gordillo dijo:

    ¡Muy bonito Paz! Tienes mucha razón. Yo también siento lo mismo. Me debato en la vida entre el poseer y el renunciar. Puedes poseer muchas cosas materiales que te pueden hacer la vida más cómoda, o simplemente divertida, pero las verdaderas cosas importantes no tienen precio. Mucha gente no se da cuenta simplemente del valor del Tiempo. El tiempo disfrutado junto a la gente que quieres. Eso, un poco de dureza corporal 🙂 , y la felicidad es fácil de conseguir.

  4. Pingback: #FilosofíaDelOjo: Conclusiones “vitales” en el ecuador del proyecto Futuro Sostenible | elojosostenible

  5. Pingback: #ExperienciasParalelasDelOjo: Las ciudades inteligentes y las oportunidades asociadas | elojosostenible

  6. Pingback: #Ecoideas – Las 10 entradas más leídas sobre buenas prácticas que cualquier persona puede poner en marcha | elojosostenible

  7. Pingback: #Proyectos – “Simplifica tu vida: consumir menos para vivir mejor” (I) | elojosostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s