#Ecoideas: Cómo puedo reducir mi factura de la luz y de paso disminuir mi huella ecológica

subida de luz-final

Desde el 1 de octubre, los consumidores tendremos un incremento del 3,1% en la factura de la luz, y es la cuarta subida en lo que va de año. Ante esta situación, se pueden hacer muchas cosas, desde rebelarse, hacer una investigación profunda y cambiarse a otras compañías – tal vez la Cooperativa SOM Energía sea una buena opción – y otras actuaciones más inmediatas.

Consideraciones previas

Debemos tener en cuenta que no es lo mismo que tu vivienda sea unifamiliar, en bloque, adosada, que se trate de una vivienda antigua – sí, aquellas que cuentan con enormes muros y construcciones bien hechas – o moderna – estas otras que tienen paredes extrafinas y que si no estuviste pendiente de la obra, igual no tiene ni aislamiento en algunos lugares encontrándote “sorpresas” a modo de humedades en lugares insospechados.

No es lo mismo que tu suministro sea por gas, gasoil o tal vez, tu comunidad de vecinos haya instalado alguna caldera de biomasa. Puede que tu casa tenga una buena orientación que te permita aprovechar la luz solar o que estés de espalda a ellas.

Algunas ideas

Lo primero en lo que yo me fijaría para poder disminuir el consumo energético en el hogar es en el aislamiento térmico con el que cuento. Si tienes cierta capacidad de inversión, unas ventanas que consigan un buen aislamiento y unas puertas que no dejen pasar el aire por sus ranuras, son fundamentales para partir de una situación más ventajosa. El orden de importancia en el aislamiento de tu vivienda es techo, paredes y suelo.

Introduce hábitos sencillos:

  • Pon lavadoras en frío siempre que puedas. El 90% de la energía que se consume es para calentar el agua. Limpia los filtros; si compras alguna, que sea de bajo consumo energético.
  • Si usas lavavajillas, utiliza programas económicos.
  • Siempre que puedas, tiende la ropa en lugar de usar la secadora.
  • Tapa las cacerolas cuando estés cocinando, no abras el horno innecesariamente y usa la olla a presión.
  • Sube la temperatura del frigorífico y evita que se forme escarcha. Si vas a comprar alguno, opta por aquél que sea “no frost” que no genera esta escarcha y disminuye el consumo energético. Fíjate también en la letra que señala su eficiencia. Va de la A – más eficiente – a la G – menos eficiente. Siempre que puedas – económicamente -, elige A. La letra A supone un 55% menos de consumo que los electrodomésticos “tradicionales”. No coloques el frigorífico cerca de las zonas de calor (ejemplo: horno, cocina, etc.), ni metas nada caliente dentro. Ábrelo lo menos posible y límpialo.
  • Utiliza la luz solar el mayor tiempo que sea posible. Cuando vayas a planificar la distribución de tu casa, ten en cuenta este criterio. Si usas colores claros para iluminar tu casa, necesitarás menos luz artificial. No dejes las luces encendidas, esto es algo obvio. Siempre que puedas, coloca detectores de presencia en zonas de paso y lugares como la cochera, etc. Quítale el polvo a las luminarias y úsalas de bajo consumo y si es posible, usa LEDs.
  • Si usas aire acondicionado y/o calefacción, las temperaturas que deberías buscar serían 25 º en verano y 20 º en invierno. Por cada grado más que bajes en verano, tendrás un 8% más de consumo energético y por grado más que subas en invierno, tendrás un 5% más de consumo. Además, sufrirás más catarros.

Si además de tu bolsillo, te importa el medio ambiente

huella ecologica

La tendencia mayoritaria de las personas es empezar a introducir este tipo de hábitos porque le afecta directamente a su bolsillo y es normal. Entre los diferentes tipos de consumidores respecto al medio ambiente hay varios tipos de actitud. Hostil, apática, neutra, proactiva y altruista.

  • Hostil: piensa que el medio ambiente es una moda pasajera que se han inventado unos cuantos de ecologistas locos. Este perfil, y no me lo invento yo, sino que está identificado, se relaciona más frecuentemente con hombres de más de 55 años que viven en el ámbito rural y sin estudios.
  • Apática: sabe que debería cuidar del medio ambiente pero no lo hace.
  • Neutra: realiza alguna acción muy puntual a favor de la conservación del medio ambiente, pero piensa que su actuación individual no sirve de nada si los demás, las empresas, los gobiernos, etc. no hacen nada.
  • Proactiva: realiza numerosos gestos a favor del cuidado del medio. Recicla, de vez en cuando usa transporte público, o en ocasiones va en bici y tiene ciertas iniciativas individuales a favor del medio ambiente.
  • Altruista: protege el medio ambiente porque está convencido. Este perfil, el otro extremo, lo componen mayoritariamente mujeres de entre 25 y 40 años, con estudios universitarios y que viven en la ciudad.

La mayoría de las personas se sitúan en la posición de apática y neutral. Así que, no te sientas mal si es tu caso. Lo importante es ir escalando posiciones y para eso estamos nosotros, los ambientólogos, biólogos, etc. y nuestro trabajo como educadores ambientales, además de que la vida es eso, una continua evolución para convertirnos en mejores (o al menos, así debería ser en mi opinión).

Pues bien, comprendido e identificados estos perfiles, es posible que si estás en una posición neutral y/o proactiva puedas escalar estas posiciones si sabes que cada uno de nosotros, en función de nuestro comportamiento diario dejamos una huella en el Planeta. Existen numerosas opciones para calcular la huella ecológica. Son aproximaciones, destinadas más a generar conciencia que a determinar con exactitud la realidad, pero mediante ellas, se realiza una aproximación al número de planetas que se necesitarían si todas las personas del mundo tuvieran el mismo comportamiento que tú. Puedes calcular tu huella ecológica aquí.

contaminacion atmosferica

El principal problema ambiental generado en el Planeta por el consumo energético – incluido el consumo energético en el hogar – es el calentamiento global. Cuando consumimos energía, emitimos partículas de dióxido de carbono (CO2) al ambiente. El CO2 es uno de los gases de efecto invernadero (GEI); a él se le suman, el metano (CH4), los óxidos de nitrógeno (NOx) , el ozono (O3), los clorofluorocarbonos (CFSc) presentes en aerosoles como lacas, matamoscas, etc. Desde el espacio, llega a la tierra luz que es absorbida por el suelo y que debería ser emitida de nuevo al espacio para mantener un equilibrio. Sin embargo, los rayos infrarrojos emitidos desde el suelo, que deberían llegar a las capas más alejadas de la atmósfera, se encuentran por el camino con estos gases de efecto invernadero, que le impiden continuar con su trayectoria y de nuevo rebotan en la superficie terrestre aumentando la temperatura del planeta. Esta situación se ha acentuado e intensificado debido a la actividad intensiva del hombre y las emisiones que la industria del siglo XX ha expulsado, principalmente cuando la legislación ambiental apenas estaba presente además de debido también al aumento del transporte privado y a los hábitos de consumo energético de todos nosotros. Las consecuencias ya se están dejando notar con un aumento del nivel de los océanos, deshielo de los glaciares, inundaciones, sequías, huracanes y otros fenómenos extremos. Esta es una visión muy global, a vista de pájaro y podría parecer que no nos repercute, pero lo cierto es que estas emisiones también repercuten en el empeoramiento de la salud de las personas, que al final, es lo que le interesa a la mayoría. Pero el post, que se ha creado para dar pistas sobre cómo reducir nuestra factura de la luz, pretende ser constructivo, así que ésta última cuestión la dejo para los especiales que escribimos en #EcoAgenda.

¿Quieres compartir algunos otros hábitos que tú realices para disminuir tu consumo energético?

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecoidea y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a #Ecoideas: Cómo puedo reducir mi factura de la luz y de paso disminuir mi huella ecológica

  1. Pingback: #Ecoideas: Reserva 1,5 horas a la semana y consume en el pequeño comercio | elojosostenible

  2. Pingback: #ElOjoConLaEmpresa – Herramientas eco (II): el plan de minimización de residuos y emisiones | elojosostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s