#ElOjoConLaEmpresa: ¿Por dónde empiezo con la gestión ambiental de mi empresa?

Recycle

La gestión ambiental de una empresa es una parte más que cualquier organización debe integrar en su sistema general de gestión. Como todo lo que quiere empezarse en la vida, lo fundamental es poder responder primero a la pregunta sobre por qué quiero hacer una buena gestión ambiental de mi empresa para luego poder pasar a la acción marcándose unos objetivos y unas metas medioambientales; aspectos, que no se pueden identificar si no se conoce previamente la situación ambiental de la que parte la empresa.

Por qué mi empresa debería integrar la gestión ambiental en el sistema general de gestión de la organización

Como decía, lo primero que tiene que tener respuesta es por qué quiero abordar la cuestión ambiental en mi empresa. Si sois de los que funcionan a base de presiones, son innegables las presiones crecientes dirigidas desde la sociedad y las diferentes normativas que conducen a adoptar pautas de conducta encaminadas a la protección ambiental, mejorando, a la par, los procesos productivos que intervienen.

ecofriendly

De cualquier modo, considerar el factor medioambiental es clave hoy en día para la supervivencia de cualquier empresa porque ésta podrá obtener los siguientes beneficios:

  • Minimizará costes de producción y gestión de residuos.
  • Fomentará el uso eficiente de los recursos naturales y la energía.
  • Reducirá las emisiones hacia la atmósfera, vertidos a ríos y mares, etc.
  • Mejorará la competitividad y la innovación en la producción.
  • Permitirá la obtención incluso de ingresos adicionales con el reciclaje y/o reutilización de desechos.
  • Aumentará la satisfacción de los consumidores/as y aumentará su capacidad de respuesta ante nuevas demandas.
  • Facilitará las relaciones con los proveedores más exigentes con el comportamiento ambiental de las empresas.
  • Proporcionará un clima laboral de seguridad y calidad, mejorando las instalaciones y reduciendo los niveles de rotación de personal.
  • Ampliará la cuota de mercado accediendo a nuevas oportunidades de negocio estatal e internacionalmente, al satisfacer la creciente demanda de productos con un mínimo impacto ambiental – huella de carbono, huella ecológica, etc.- y las limitaciones ante exigencias medioambientales más restrictivas internacionales.
  • Mejorará las relaciones con la administración, mejorando su posición para la concesión de ayudas y subvenciones.
  • Obtendrá la aceptación y reconocimiento de su entorno social.
  • Asumirá menores riesgos derivados de accidentes y costos de recuperación, lo que se traducirá en una disminución de las primas de seguros.

Los beneficios, como siempre, no sólo se limitan a la empresa. La sociedad se verá beneficiada por la contribución a un desarrollo sostenible, donde se han adoptado medidas respetuosas con el medio ambiente, aumentando la calidad de vida, seguridad y desarrollo que conducen a una equidad social.

Por dónde empiezo

inputoutput

Una vez que la dirección de la empresa decide integrar el factor medioambiental en su sistema de gestión general, el siguiente paso sería establecer objetivos y metas medioambientales. Para poder concretar, los primero que habría que hacer sería una análisis de la situación ambiental en que se encuentra la empresa. Este análisis será más o menos extenso, más o menos profundo, en función de la actividad de la empresa, su tamaño, los procesos que se llevan a cabo dentro de la empresa, etc. pero pueden identificarse una serie de etapas sobre las que realizar este análisis previo:

  • 1) Identificar la legislación medioambiental que repercute a la empresa: requisitos legales.
  • 2) Descripción general de la empresa: actividades que realiza, instalaciones con las que cuenta – localización geográfica, extensión, localización de instalaciones auxiliares, situación geográfica y situación respecto a poblaciones, ríos, otras empresas, espacios protegidos, etc. -, productos que genera y/o servicios.
  • 3) Identificación de aspectos ambientales: en este apartado habría que hacer una revisión de la utilización y el consumo de recursos que hace la empresa – suelo, agua, energía, combustibles, materias primas, auxiliares y fungibles -, las emisiones a la atmósfera que genera, el caudal y características de los vertidos (si es que vierte), las cantidades y características de los residuos generados, la integración paisajística del centro en el entorno, ruidos, olores, actividades del pasado, accidentes/incidentes, etc.
  • 4) Aplicación de criterios de evaluación: para poder establecer cuáles son sus aspectos medioambientales más significativos.
  • 5) Evaluación de la gestión ambiental actual: revisión de la organización actual de la empresa, cuáles son sus prácticas habituales, si existe algún plan ambiental previo, qué formación tiene el personal de la empresa en cuestiones ambientales e identificar costes medioambientales: de operación y mantenimiento de la instalaciones de tratamiento y control (si las hay), de gestión ambiental (personal directo, estudios, asesorías externas, etc.), cánones y tasas (canon de vertido, tasa municipal de recogida de residuos, etc.) y asociados a impactos ambientales (primas de seguros, sanciones, indemnizaciones, reclamaciones, etc.)
  • 6) Informe resumen: para poder clarificar todo lo analizado previamente, se recomienda desarrollar un informe en donde quede clara la situación ambiental en que se encuentra la empres.

huella_ecologica

Una vez realizado este análisis, se marcarán los objetivos y metas medioambientales y se podrá hacer uso de numerosas herramientas de gestión ambiental y ecoeficiencia que existen actualmente, en función de las necesidades de la empresa. En las próximas entradas de #ElOjoConLaEmpresa te iremos contando algunas de estas herramientas.

¿Te animas a integrar el factor ambiental en tu empresa? Si necesitas apoyo inicial, contacta con nosotros en elojosostenible@gmail.com

Lo escribe: PAZ HERNÁNDEZ PACHECO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El Ojo con la empresa y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a #ElOjoConLaEmpresa: ¿Por dónde empiezo con la gestión ambiental de mi empresa?

  1. Pingback: #ElOjoConLaEmpresa – Herramientas de gestión para la ecoeficiencia y ecoinnovación (I): el DAOM | elojosostenible

  2. Pingback: #ElOjoConLaEmpresa – Las 10 entradas más leídas sobre medio ambiente y empresa | elojosostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s